lunes, 2 de enero de 2017

VA Música Para Jóvenes Carrozas - Vol. 3 [LP RCA] (1980)

http://i.imgur.com/an0Ii56.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/ztX7vhg.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Empieza el guateque. Siempre dos o tres chicos más que chicas para que no se quede ninguna sin bailar. El más tímido, que es un disc-jockey en embrión, y él sin saberlo. se encarga de los dicos. Julio ha hecho el "cup" y sin que nadie se enterara ha echado un largo chorro de coñac para "romper el hielo".

La madre está en la habitación de al lado haciendo punto y atenta a los ruidos que llegan del guateque. El padre tiene la oreja incrustada en el aparato de radio que le cuenta el resultado del Real Madrid-Alcoyano. Y empiezan las canciones. Lentas y rápidas. Cuando llega el rock and roll hay que hacer sitio a Juan y Marisa que eran los mejores de la panda y que ahora, cuando ven el "Aplauso" de Uribarri por la tarde del sábado siempre dicen que ellos lo hacían mejor que los bailones que compiten a las órdenes de Fradejas.

Con los temas lentos es otra cosa. Ella te pone el brazo de tal forma que si quieres acercarte un poco más de lo conveniente te clava su codo en las costillas. Pero es sólo un capítulo más de la frustración nacional del momento y está dentro de las reglas del juego. Y cuando una no lo hace, las demás forman corrillo y lo comentan.

Eran los últimos años cincuenta y los primeros sesenta. Dicen que nunca se han fabricado más y mejores canciones que en esa etapa a caballo entre dos décadas. Y además una música tan tuya como no ha vuelto a haberla después. Entonces los discos no nacían programados de una computadora. Ni los éxitos los decidían los fabricantes de imagen y los titulados en marketing por Harvard o Yale. Y los estudios de grabación eran un milagro en el que se entraba lleno de ilusión y se salía repleto_ de nuevas e inéditas emociones.

¿Qué experto en prospección de mercados es capaz de crear la magia de "Ella era tan bonita"? ¿Qué departamento de A & R se atrevería a aconsejar a Aznavour lo que debía escribir para Sylvie Vartan? ¿Qué buscador de nuevos sonidos necesitaba Harry Belafonte para llevar por el mundo anglosajón y latino el palpitar negro del Caribe? ¿Cuántas pistas de entrada, canales de salida, pulgadas de cinta, compresores de sonido, sintetizadores, distorsionadores, mezclas y meses de laboratorio empleó María Trinidad Pérez Miravete para ser Mari Trini?

Los tiempos. definitivamente, han cambiado. Aun en estos años ochenta es posible el milagro, el artista mágico, la canción que te deja sin aliento la primera vez que la escuchas. Pero entonces aquello era lo normal y bastaban dos horas de guateque para enamorarte de una chica y de un puñado de canciones como éstas.

Fuente: Fuente: Contraportada de el disco



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...