sábado, 10 de diciembre de 2016

VA Música Para Jóvenes Carrozas - Vol. 1 [LP RCA] (1980)

http://i.imgur.com/YfqaaZf.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/NwTFz45.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Años 50. Los seiscientos empezaban a circular por las mal asfaltadas carreteras españolas. En el 56 se pone en marcha el "salario mínimo interprofesional" . y se fija en ¡36 pesetas diarias! Pero ya no hay gasógeno, ni el pan se compra con cupones ni se tuestan las mondas de patatas para hacer sucedáneos de café y tampoco se recogen religiosamente las colillas de los cigarros para, con cada cuatro, hacer un quinto pitillo gratis.

Entonces, Andy Russell nos decía que era "un extraño para ti" y los Hermanos Rigual empezaban a cantar al Sol y a las playas. Harry Belafonte se adelantaba veinte años a la moda del "reggae" y traía el jamaicano "Banana boat" a los "superheterodinos de ocho lámparas", que alternaban "La novia", de Antonio Prieto, con aquello del "negrito del Africa tropical que cultivando cantaba la canción del Cola-Cao".

Los T. N.T. pedían que les diéramos felicidad, mientras Alain Barriere perdía el festival de Eurovisión, en el sprint final, con "Ella era tan bonita", un anticipo de su "Ma víe". Y así, poco a poco, con las primeras contorsiones del "rock and roll" convirtiéndose en las flexiones del "twist", íbamos entrando en los años sesenta con Ray Peterson pidiendo que le dijéramos a Laura que él la amaba. O con Neil Sedaka felicitando su cumpleaños a una de esas dulces y calcetineras niñas de dieciséis. Rita Pavone cantaba a su "Corazón" y Umberto Bindi a su mundo, a la vez que Nico Fidenco hacía una de las más bellas canciones de amor con su "Ligada a un grano de arena", y lós Tokens, con voces agudísimas, nos recordaban que el león duerme esta noche. Luigi Tenco nos estremecía con esa despedida en que su "Ciao, amore, ciao" se mezclaba con el estampido de una pistola en la habitacióñ de un hotel de San Remo. Bárbara y Dick ponían su voz en el funeral de un labrador y Gino Paoli cantaba, también, a las playas y a ese sabor de sal que cada año se reedita y se recuerda con el mismo fervor que aquella primera vez.

Era cuando Domenico Modugno nos invitaba a volar por un azul pintado de azul, cuando Sam Cooke nos obligaba a twistear toda la noche y Nicola di Bari decía que el corazón es un zíngaro. Mari Trini aseguraba que no iba a vender su alma y Zager y Evans nos transportaban al año 2525, mientras con aire de letanía Luis Eduardo Aute nos cantaba su "Aleluya" y Gianni Morandi recordaba a aquel muchacho, que como tú, amaba a los Beatles y a los Rolling Stones y moría, en una guerra absurda, con la cabeza hundida en los arrozales de Vietnam.

Y con todo aquello, cómo no sentirse nostálgico. Oyendo estos cantantes y estas canciones. ¿Qué significaron aquellas canciones? Aquí tienes la respuesta a algunos recuerdos. Aquí empieza una historia de la música "pop".





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...