martes, 3 de febrero de 2015

Santabárbara - No Dejes De Soñar [LP EMI] (1974)

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar


Santabárbara [Clic]

En 1974 y tras el éxito de “Charly” (Harvest, 1973) y el buen comportamiento de ventas de los dos sencillos siguientes, Santabárbara plantea grabar un LP que sea mucho más que una recopilación de sencillos. Ellos se muestran aquí como unos impenitentes rockers, buenos conocedores de los arcanos del rock progresivo, excelentes y duros instrumentistas que quieren reivindicar su estilo preferido ante las baladas que les dan de comer y que producen pingües beneficios a su discográfica.

La compañía acepta a regañadientes, imponiendo la presencia de la omnipresente “Charly” y alguna otra canción de ese estilo como “Paz”, destinada a encabezar un nuevo sencillo, que, se mire por donde se mire, es de lo más flojo de este disco.

El resto, caña y más caña bien demostrada en varios de los temas. La inquietante y oscura “América” con esa guitarra rítmica taladrante y esa vibración aguda que rompe los nervios y contrasta con la voz grave del cantante. La historia del zorro del desierto y sus tanques: “Rommel” , su fulgor y su derrota definitiva en Tobruk es narrada a golpe de rock con unos Santabárbara nunca más cerca de grupos de rock como Barón Rojo. La marcha rockera cargada de reverb en “Vueltas”. La áspera propuesta de “Lucifer”, una de esas canciones desnudas con escaso y duro acompañamiento que se concentra en los estribillos para dejar al cantante huérfano en las estrofas con un Enric Milián en plena forma vocal.

También temas lentos de alta escuela con ese aire épico en el que Santabárbara sabía bandearse tan bien como “Perdoname otra vez” presidida por el piano o la canción que presta título al álbum: “No dejes de soñar”, un delicioso juguete acústico con lejanas reminiscencias de bossa.

Este disco nos acerca a lo que Santabárbara desarrollaba en sus directos. Un trío capaz de poner ante los espectadores un amplio abanico sonoro con registros que iban desde la balada más suave hasta el rock más encabritado.

Fuente: Julián Molero - lafonoteca.net






3 comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...