domingo, 20 de diciembre de 2009

LOS MITOS (1966-1976)



En 1966 componentes de dos grupos bilbaínos: Los Espectros y Los Famélicos se unen para formar una nueva banda llamada Los Mitos, que pretendían hacer una música basada en las voces, al estilo de Beach Boys. Tras algunos cambios iniciales el quinteto queda integrado por Carlos Zubiaga, Eduardo Robles, Luis Cuezva, Oscar Matia y poco después se les unirá el cantante José Antonio Santisteban, más conocido por su nombre artístico de Tony Landa.

En enero de 1967 abandonan sus trabajos y, en el empeño en hacerse profesionales, marchan a Madrid. Allí llegarán a pasar hambre, y no es metáfora, pero también es donde se empapan de la música que se hacía entonces en la capital. Regresan a Bilbao contratados para actuar en la sala 6 Estrellas. Obtienen el segundo puesto en el Festival de Conjuntos de Zaragoza, a pesar de que el cantante les falla en la final. Precisamente de aquellos tiempos difíciles data la foto que ilustra esta biografía.


A principios de 1968 se producen nuevos cambios hasta que el quinteto queda en su formación más conocida: Tony (cantante), José Ignacio Millán (guitarra), Carlos (guitarra rítmica y teclados), Francisco García (batería) y Óscar (bajo). Con esta formación son fichados por Hispavox, que los pone bajo la batuta de su productor estrella, Rafael Trabuchelli. El 8 de abril de 1968 presentan en directo en Madrid su primer single con “Cuando vuelvas” como tema principal. El disco se oye con asiduidad en las emisoras y obtiene un interesante número de ventas, sobre todo para tratarse de un conjunto primerizo.

Con el segundo sencillo, “Cantemos así”, el nombre Los Mitos aparece en el top 10 de las listas de superventas. Pero a la tercera es cuando va a ir la vencida. La canción “Es muy fácil”, publicada en 1969 va a catapultar al grupo arriba de las listas y va a convertirse en una de las canciones de mayor popularidad aquel año.

Tony Landa va aun a grabar un disco más para abandonar el grupo al iniciarse 1970 y comenzar una larga carrera como solista. Es sustituido por Ramón Elorrieta, que grabará otro tema importante del grupo: “Suena una guitarra”, para ser pronto sustituido por Fernando Brossed. Es la mejor época del grupo. Sus discos se abonan al hit parade nacional y son publicados en Sudamérica, donde alcanzan notable fama y donde realizan alguna gira.

Suena una Guitarra / No Sé Por Qué - Los Mitos 1970

En 1971 se producen nuevos cambios. Paco, el batería, va a ser sustituido por Hans y Carlos Zubiaga va a irse al grupo bilbaíno más importante, Mocedades. Su puesto será ocupado por el teclista Federico Artigas.

A partir de 1972 las importantes ventas anteriores van a ir decreciendo y, aunque siguen publicando con regularidad, su nombre ya no aparecerá en las listas. En 1974, se incorporara un nuevo cantante: Diego Corbacho, que pondrá su voz en los últimos discos. El grupo se disolverá en 1976.

En 2009 varios de sus miembros volverán a reunirse para un memorable concierto en el Teatro Arriaga, de su ciudad natal y para otras actuaciones en plan nostalgia.

Su desenfado, sus temas juguetones, sus letras pegadizas y sin complicaciones hicieron de Los Mitos un grupo rival de Fórmula V, Los Diablos o Los Albas, aunque sus voces eran más cuidadas y la mano orquestal de Trabuchelli y su Sonido Torrelaguna les daba un aspecto de mayor calidad y menos pachanguero que los antes citados. Canciones sencillas que nada tenían que ver con la música progresiva que iniciaba su andadura por entonces. Letras intrascendentes, aptas para todos los públicos, en el polo opuesto del contenido social que otra gente de su época confería a sus temas. Una música para consumir en bailes, guateques, emisoras de radio fórmula y saraos playeros, pero también una música bien construida, de escucha muy agradable y con pinceladas del mejor pop.

Componentes

Carlos Zubiaga
Diego Corbacho
Eduardo Robles
Federico Artigas
Fernando Brossed
Hans Heidenreich
José Ignacio Millán
Luis Cuezva
Oscar Matia Sorozabal
Ramón Elorrieta

Fuente: Julián Molero - Lafonoteca.net


Los Mitos - Todas sus Grabaciones - Hispavox (1968-1975)




viernes, 27 de noviembre de 2009

TONY LANDA (1970 - 1978)


Tony Landa, nacido en Bilbao, en 1948, Jose Antonio Satiesteban, pasa por varios grupos olvidados antes de entrar en "Los Mitos".

Con su pop agradable, "Los Mitos" dieron el salto desde su Bilbao natal, para extender su fama y sus melodías desde el País Vasco, a toda España, e incluso colocar su colección de canciones también en Hispanoamérica. El grupo, se basaba en la voz de Tony, acompañado por Carlos Zubiaga, quien hacía doblete a la guitarra rítmica y al teclado; Oscar Matía, -bajo-; José Ignacio-guitarra solista-; y Paco a la batería. Comenzaron a tocar juntos en 1966, bajo el nombre de "Los famélicos". El 8 de Abril de ese mismo año, cambian su nombre por "Los Mitos", y pronto Rafael Trabuchelli, les ficha para Hispavox.

Cuando Vuelvas - Los Mitos 1968


Su single de presentación, "Cuando vuelvas", fue uno de los grandes temas de 1968, con unos arreglos vocales que algunos críticos asociaron con los Beach Boys californianos. En las canciones que crearon Los Mitos en aquellos años, alejadas de compromisos sociales o políticos, se podía apreciar la influencia de la música soul, que arrasaba en Estados Unidos.

Cantemos Así (Aleluya) - Los Mitos 1968


Su segundo single, "Cantemos así, aleluya ", hace que comiencen a ser populares. Pero sería al año siguiente, cuando la canción "Es muy fácil ", con su pegadizo estribillo, arrasa en todo el pais, llegando incluso hasta Norteamérica. A continuación, editan "Me conformo", el último sencillo del grupo con su cantante original, que ya está preparando su lanzamiento como solista.

Es Muy Fácil - Los Mitos 1969


En la Semana Santa de 1970, y tras un concierto de despedida con el grupo, Tony Landa (nombre artístico elegido por los fans en un concurso radiofónico, a partir de su nombre y segundo apellido) lanza su primer disco en solitario con el tema "Tan feliz", canción que sigue la línea de sus interpretaciones con "Los Mitos"... En su presentación, en la sala Holliday, de Bilbao, Tony estuvo acompañado por los componentes del grupo "Amarga experiencia", un trío vocal, y doce profesores de la orquesta Sinfónica de Bilbao. A falta aún de repertorio propio, Tony echó mano de temas americanos como "Algo se quema" y "Ruby, No juegues con fuego", de Kenny Rogers, "Pequeñas manzanas verdes", "Something", y algunas canciones suyas que irían apareciendo en siguientes discos, como "Momentos junto a ti". Su incorporación al servicio militar, supone una interrupción forzosa de su carrera musical.
Hispavox insistió y a las pocas semanas de cantar por última vez con Los Mitos ya había disco de Tony Landa, convertido en voz solista, en el mercado. El estilo no difiere en exceso de lo que había grabado con su grupo. Mayor presencia orquestal y una búsqueda de mayor brillantez en la voz. Sin embargo, en este disco vamos a escuchar aún a Tony haciendo algo parecido a pop. Entendámonos, un pop suave y comercial en la línea de Tony Christie, que por entonces estaba haciendo furor. Una canción bien pensada para ser un hit inicial, pero que se iba a quedar a menos de medio camino de su empeño. La otra cara viene encomendada a una balada de violines. Una versión del famoso “Let it be me” grabada por todo crooner que se precie y alguno tirando a despreciable. Tony va ademostrar algo que ya estaba claro desde años atrás y es que era poseedor de una magnífica voz de tenor, plena de fuerza y con buena afinación. En resumen, un buen disco para un debutante en estas lides solitarias, que no acabó de encontrar la abertura del bolsillo del comprador a pesar de venir avalado por la contrastada comercialidad de Los Mitos y por unos estimables -para la época- gastos en propaganda.
Tony Landa - Tan Feliz - Tu Amor Por Mi 1970


Regresa en 1972, Colgar el uniforme militar y triunfar fue todo uno. Ramón Arcusa y Manolo de la Calva, los Manolo y Ramón o Dúo Dinámico de toda la vida construyeron una especie de balada genérica tanto en su letra como en su música. Una canción tópica sí, pero excelentemente construida y a la altura de lo mejor del género a nivel internacional. Tony Landa triunfó y se vio ya encasillado para los restos en la canción melódica más romántica. Un par de meses en el top 10 nacional, muchos discos vendidos, apariciones televisivas y una forma de abrir la lata del codiciado mercado sudamericano, donde se editó y se vendió muy bien. A destacar la instrumentación y la línea melódica del tema, la voz peca un tanto de plañidera, pero se adapta muy bien a lo que se le reclamaba en aquellos momentos. En la cara B, Tony Landa incluye una composición propia también cortada en sus arreglos con las mismas tijeras que la otra cara. Aquí tira de vozarrón en la línea de, por ejemplo, un Nino Bravo. Una buena voz al servicio de un tema que no pasa de regular.

También en 1972 su primer LP, un long play pensando en el futuro en el que todos los temas, excepto el exitoso “Una Sencilla Canción de Amor” (Hispavox, 1972), son novedades. La apuesta de Hispavox por Tony Landa no se para en barras y confía en él también como autor, ya que es el firmante en letra y música de la mayor parte de los temas. Suyo es el primero de los temas “Un adiós”, que sería también publicado en el formato pequeño. Un buen tema que se mueve entre el dinamismo alegre y popero y el anquilosado estilo melódico que entonces tanto se llevaba. Conjuga relativamente bien ambos impulsos y consigue un medio tiempo que se escucha sin problemas y tiene algo de rejuvenecedor, a pesar de su letra de despedida. Esto de las despedidas no es cosa nueva en este cantante, pues se pasó ocho años cantándonos y contándonos despedidas y rupturas.


Lanza también en el mismo año un sencillo que mantuvo el tipo en el mercado y su tema principal se escuchó mucho en las radios de la época y supuso alguna aparición televisiva de un cantante que entonces llevaba su carrera con el viento a favor. Uno de los mejores temas del disco: "Un Adiós" (Hispavox, 1972)

1973 Tras un single que se vendió muchísimo y otro que aguantó el tipo y anduvo también en las listas de ventas, "Deja Entrar la Claridad" y "Ayúdame", no tuvo el éxito esperado

Nuevo single 1973: "Un Día Te Perderé" y "Y Te Voy A Decir" En vista de la flojedad de los anteriores temas compuestos por el propio cantante, aquí se decide acoplar dos temas ajenos muy poco conocidos. El primero de ellos es “Untill it’s time for you to go” de la folclorista norteamericana Buffy St. Marie en una versión casi irreconocible que la convierte en otra balada más de su repertorio. Tampoco este disco logró atinar con la tecla del triunfo y Tony Landa siguió su lenta caída hacia la nada musical, a base de repetir los mismos arreglos en melodías que, además, guardaban ciertas semejanzas con otras anteriores.

Año 1974: Como la esperanza es lo último que se pierde, se encomienda ahora al veterano autor y cantante Juan Erasmo Mochi y graba uno de sus temas: “Aún me queda la esperanza” con el que va a empezar a remontar una carrera que parecía abocada a terminarse. Sigue siendo una balada romántica de las de toda la vida; sin embargo, ahora la voz de Tony viene arropada por un coro femenino, los arreglos son menos estridentes y parece que lo peor de su trayectoria ha pasado.

Año 1975: Tras dos años sin catar el pastel del éxito y perdiendo caché cada día, otro hubiera tirado la toalla; sin embargo, Tony Landa es un cantante de raza y había apostado su vida a la canción en un todo o nada. A partir de este disco va a remontar su carrera. Su presencia en el Festival de Mallorca le va a sentar bien y, aunque excesivamente festivalera, “Un barco a la deriva” es una canción de calidad aceptable. Nada del otro mundo, pero un estribillo pegadizo y un aire demodé que sienta muy bien a la voz del cantor bilbaíno. Para la cara B se emplea uno de los temas de su segundo LP: “Si te Acuerdas de Mi” (Hispavox, 1974). Un sencillo que sonó algo más que los precedentes y que marcó un preludio de lo que sería para él un gran año.

Año 1976: Los cantantes a mediados de los 70 acudían a José Luis Perales como el que va a la consulta de joven un médico con fama de curaciones imposibles. La verdad es que el conquense vivía un momento creativo excepcional y componía a diario canciones de una calidad media muy estimable y una comercialidad bien calculada. Al Doctor Perales acude Tony Landa y sale de su consulta con un “Adiós” que lo iba a poner de nuevo en órbita e iba a hacerle llegar al primer puesto de la lista de Los 40 Principales y al top 5 de ventas de singles. Una canción a la que no falta un cierto toque humorístico en su instrumentación, resultona en su desarrollo melódico y con un estribillo que es puro pegamento para el oído. En la segunda receta, quiero decir en la cara B, aparece otro tema del mismo autor, algo más cantamañanista con mucho corito femenino y con un ritmo un tanto indefinido. Con todo, inequívocos toques de Perales en la letra.

Año 1978: Después de un año 1976 cargado de buenas realizaciones y actuaciones en festivales varios, Tony Landa rentabiliza su regreso a las listas de ventas en Sudamérica, donde logra en varios países importantes actuaciones. Chile, Ecuador, Perú conocen actuaciones del cantante y reediciones de sus discos españoles. De regreso en la madre patria y con un pie en el estribo del cambio de actividad pone a girar este single encabezado por la enésima balada de este paradigma del romanticismo más artificioso.

Edita su último disco como solista, cuando se presenta al festival de Benidorm con "Ella era". Más adelante, en 1980, se incorpora al elenco que representa el musical "Evita", en el Teatro Monumental de Madrid, junto a Paloma San Basilio, y Patxi Andión. Tony hace el papel de Magaldi. Una vez fuera de los escenarios, Tony Landa, crea "Amor 2", junto a María Lar, donde interpreta versiones de los grandes temas de Manuel Alejandro. Este proyecto no tuvo continuidad.

En la actualidad, Tony Landa, acompañado de jóvenes músicos, continúa ofreciendo presentaciones de los temas que le dieron mayor popularidad, tanto en solitario, como junto a "Los Mitos".

Fuentes: Varias, la más extensa: Lafonoteca.net




lunes, 26 de octubre de 2009

LOS MODULOS (1969 - 1979)


Módulos surgen en el Madrid del año 1969, cuando el cantante y guitarrista Pepe Robles, quien también se ocupa de tocar los bongos y de interpretar los instrumentos de viento, como la flauta o el oboe, es requerido por el productor del sello Hispavox, Rafael Trabuchelli, impresionado por su talento cuando puntualmente formó parte de la banda Los Ángeles, para liderar un nuevo conjunto musical.

En el mismo el malagueño será acompañado por el bajista Emilio Bueno, el batería Juan Antonio García Reyzábal y el teclista Tomás Bohórquez, quien tanto interpretaba un moog, como un mellotron, un órgano Hammond o un acordeón. Reyzábal además de las baquetas también hacia con sus manos el violín eléctrico.

En 1969 aparece su primer single, “Ya no me quieres”, un dulce tema pop con auras psicodélicas y ritmo holliesiano, en el cual ya se aprecia su tacto melódico y su gusto por exquisitos arreglos.

El disco se vende bien, está varias semanas en el top 20. Hispavox les firma un contrato por cuatro LP en cuatro años consecutivos y su manager, Tony Caravaca los mueve por todos los clubes madrileños. Tras el verano se meten en el estudio de grabación para lo que será su primer larga duración. En una las últimas sesiones de grabación, Reyzabal aparece con ocho compases de una melodía. Trabuchelli les apremia a terminar el trabajo, ya que el LP queda algo corto de minutaje y el grupo desarrolla rápidamente aquel apunte melódico. Cuando Pepe Robles va a registrar a Autores la nueva canción, se encuentra con que ya ha sido registrada por Reyzabal en solitario. Eso va a producir reclamaciones y pleitos entre ambos músicos y sólo la mediación de Hispavox, que tiene contrato con ambos, evita que uno de los dos salga del grupo. La SGAE toma la decisión salomónica de que aparezca firmada por ambos, aunque Reyzabal siempre reivindicará la autoría en solitario. El tema en cuestión es “Todo tiene su fin”, seguramente una de las tres mejores baladas del pop español de todos los tiempos.

Ya no me quieres - Recuerdos - Módulos

Al año siguiente publicaron su tema más conocido, uno de los grandes clásicos del rock español, la fenomenal balada “Todo tiene su fin”, de enorme intensidad melodramática, con la inolvidable intro del órgano de iglesia, la voz apenada de Robles, una sección rítmica prominente y unos soberbios arreglos vocales e instrumentales.

Todo tiene su fin - Nada me importa - Módulos

Fue publicado en pleno invierno del 1969 -como evidencia la abrigada foto de la carátula-. En la Cara A figura "Todo tiene su fin" y en la B "Nada me importa". Ambos temas son en mi opinión muy buenas composiciones, pero la tremenda calidad de la Cara B pronto le dio la vuelta al disco. No obstante, ambos temas fueron radiados por igual y realmente se trata de un single con dos caras A. Fue el disco más vendido de la carrera del grupo y el que le catapultó a la primera división de los conjuntos nacionales.

"Nada me importa" es un tema pop desenfadado y bien construido que alterna una estrofa lenta de ritmo muy marcado con un estribillo pegadizo y alegre, la cual aparece dos veces; en la segunda de ellas el punteo de guitarra subraya la voz solista de Pepe Robles, en una época plena de facultades vocales. El estribillo está construido sobre un fondo de guitarra rítmica, órgano y coros. En el segundo estribillo aparecerá una flauta que se mantendrá ya sobrevolando hasta el final en un detalle de arreglo elegante, made in Trabuchelli. Este tema no aparecerá después en ningún LP del grupo, iniciando la costumbre de Módulos de dejar una canción de cada single fuera de los discos de larga duración para potenciar entre sus incondicionales la venta del disco pequeño.

La cara B “Todo tiene su fin” aparece comentada en la referencia del LP “Realidad” (Hispavox, 1970), el primer larga duración del grupo. Aquí solo diré que si a la música se la viste con un traje de terciopelo, el resultado sería esta canción

En fín, un disco redondo no solo en su forma sino sobre todo en su contenido, que supuso la consagración del grupo.

Hispavox aprovecha el momento cumbre del single para lanzar en 1970 “Realidad” (Hispavox, 1970), un excelente trabajo que incluye siete temas propios y dos versiones de Beatles. En el verano de ese año aparecerá un nuevo single de cara al verano: "Tu ya no Estás / No Puedo Estar sin ti" (Hispavox, 1970), que no alcanza ni de lejos las ventas de su predecesor.

Tú ya no estás - No puedo estar sin ti - Módulos

En 1971 se editan casi simultáneamente el LP “Variaciones” (Hispavox, 1971) en la línea del anterior, con instrumentaciones parecidas aunque menos frescura y una versión de "The sounds of silence" de Simón y Garfunkel. Este disco contiene una joya: “Solo tú”, que será editada en single junto a un tema inédito “Adiós al ayer”. Este single -"Sólo tú / Adiós al Ayer" (Hispavox, 1971)-vuelve a colocar a Módulos arriba de las listas y propicia para el grupo un segundo verano cargado de galas por toda España.

Solo tú - Adiós al ayer - Módulos


La discográfica les insta a repetir la jugada al año siguiente, grabando en los primeros meses de 1972 el LP “Plenitud” (Hispavox, 1972). Aquí van a surgir las primeras discrepancias entre un grupo que quiere abrirse a la música progresiva de formaciones como Yes, King Crimson o Genesis y una empresa que quiere repetir la fórmula que se ha demostrado exitosa anteriormente. El resultado es un álbum irregular con canciones muy largas, cargadas de toques de mellotrón, moog y otros aparatos electrónicos y unas letras anodinas y monotemáticas. Una especie de quiero y no puedo (o no me dejan) hacer lo que verdaderamente deseo por parte del grupo. Se extrae “No quiero pensar en ese amor” como single y, siguiendo la costumbre del grupo, se le acopla una Cara B inédita en el LP; en este caso: “Mari, Mari, Mari”. El LP, un tanto incomprendido, se vende poco; sin embargo, el single -"No Quiero Pensar en ese Amor / Mari, Mari, Mari" (Hispavox, 1972)- escala los primeros puestos de las listas y está entre los más vendidos de aquel verano.

No quiero pensar en ese amor - Mari, Mari, Mari - Módulos

1973 es un año en blanco que frena en seco la marcha del grupo. Pepe Robles estrella su coche y está a punto de perder la vida. Meses de hospital y recuperación y los otros tres componentes prácticamente en dique seco. El cuarto LP contratado con Hispavox se graba, por tanto, en 1974. Es sin duda el trabajo más flojo del grupo, que abandona las baladas cargadas de toques clásicos de teclados y guitarra para proponer un pop ligero, lejos de su estilo, con un Pepe Robles en baja forma vocal y con discusiones continuas con el productor Trabuchelli acerca de los arreglos de los distintos temas. El LP “4” (Hispavox, 1974) y el single "Sólo Palabras / Al Ponerse el Sol" (Hispavox, 1974) no funcionan comercialmente, a pesar de que Hispavox ha intentado forzar un producto ultracomercial.

Solo Palabras - Al Ponerse el Sol - Módulos

Una vez finalizado su contrato, Reyzabal abandona el grupo en 1974 y es sustituido en la batería por Juan Cánovas, procedente de los recién disueltos Cánovas, Adolfo, Rodrigo y Guzmán.

En los siguientes años grabarán dos singles más con Hispavox. En 1975 "Perdido en mis Recuerdos / Hacia el Siglo XXI" (Hispavox, 1975) y en 1976 "¿Recuerdas? / Consumo S.A." (Hispavox, 1976). Las letras de contenido social, sobre todo en las Caras B, disgustaron notablemente a la discográfica en un momento político complicado en el país y con un dictador agonizante. Estos discos no fueron promocionados debidamente. Las ventas cayeron en picado y con ellas el número de actuaciones y el caché del grupo. A finales de 1976 son invitados a abandonar la compañía. Emilio Bueno abandona el grupo siendo sustituido en el bajo primero por José Luis Campuzano, Sherpa, que más tarde formaría Barón Rojo. También Cánovas es sustituido por Chupi de la Fuente.

Perdido en mis recuerdos - Hacia el siglo XXI - Módulos

En 1978 autoproducen el LP “Módulos” (Olimpo, 1978), el trabajo más libre y personal del grupo. Un trabajo de calidad poco valorado en su tiempo y casi olvidado en la actualidad, que mereció mejor suerte. Tras ser rechazados por varias compañías, será editado por la modesta independiente Olimpo. Hasta cierto punto fue un álbum de culto, pero que por falta de promoción no llegó al gran público y fue ninguneado por las emisoras. En 1979, justo diez años después de su formación, Módulos echa el telón a una trayectoria profesional impecable.

Llevados por la vena de la nostalgia Bohórquez, Bueno, Reyzabal y el guitarrista Pibe Iglesias se reúnen en 2000 para algunas actuaciones y editar el CD “Pensado y Hecho... en la Intimidad” (EPF, 2000), que contiene 9 versiones de temas antiguos y 6 nuevas canciones. Entre tanto, Hispavox y otras compañías ha seguido explotando el filón Módulos en forma de recopilatorios y Medina Azahara ha grabado versiones de sus canciones, que no mejoran en ningún caso las originales.

Fuente: Julián Molero - lafonoteca.net


MÓDULOS Todos sus singles y sus primeros LP's en Hispavox (1969 -1976)

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar

MÓDULOS Todos sus singles y sus primeros LP's en Hispavox (1969 -1976)


domingo, 11 de octubre de 2009

Luis Aguilé (1962-2009)

Luis Aguilé: Luis María Aguilera Picca (24 de febrero de 1936, Buenos Aires, Argentina), conocido artísticamente como Luis Aguilé, es un cantante y autor de música pop. En activo desde los años cincuenta, y siendo ya famoso en toda Hispanoamérica, se estableció en 1963 en España.

Ha grabado más de 800 canciones, la mitad de ellas de su autoría, y algunas se han convertido en estándares de la música popular en español, como Cuando salí de Cuba, quizá su canción más conocida, grabada por muchos otros artistas. Aunque posteriormente se inclinaría hacia otros estilos, es considerado el primer rokero argentino por haber sido el primero en el país en grabar música de este estilo. También ha compuesto canciones para niños y ha publicado varios libros.

Luis María Aguilera nació el 24 de febrero de 1936 en Buenos Aires, capital de Argentina. En su ciudad natal combinó sus primeras actuaciones como cantante, en reuniones y fiestas familiares, con su trabajo en la Casa Central del Banco de la Provincia de Buenos Aires. En 1951, con tan sólo quince años, consiguió su primer contrato, en la Maison Doré, lujoso salón de fiestas porteño, y empezó a trabajar en la radio.

A los 20 años, en mayo de 1956, se presentó en el concurso de televisión Music-Hall logrando un enorme éxito. Poco después grabaría su primer disco, con la discográfica Odeón, un sencillo con los temas El preso número nueve y Tu recuerdo, dos rancheras donde canta acompañado por Ángel Pocho Gatti y su conjunto. Poco después, edita su primer elepé, Luis Aguilé, con diez temas (Gigí, Linda nena, Mujer tejedora, Tiro Liro Liro, Pancho López, Qué será será, Luna bonita, Luna Azul y El alegre silbador).


A este trabajo siguieron Canta la juventud de América en 1958, con sencillos editados previamente (De azul pintado de azul, No me dejes nunca, No me abandones, Pequeñísima serenata, Dime algo cariñoso, Lulú (sin embargo), La cinta verde, Llueve afuera, Domani, Hay una mujer, El preso número nueve y Queremos Minué) y Luis Aguilé, Vol. 3 en 1959 (Julia, Regresa a mí, Bonita, Venus, Marina, Amémonos así, Mira qué luna, Llueve, Pity Pity, Para siempre, La canción que te gusta a ti e Ío) que fue todo un éxito en Argentina y le dio a conocer en todo el mundo hispanoamericano.


En 1960 graba Luis Aguilé, Vol. 4 (Déjenme en paz, Te llevo bajo mi piel, Yo sé, La pachanga, Al claro de luna, Ya ves, así pienso yo, ¡Ay, Chabela!, La balanza, Arrivederchi, Mi espíritu, La montaña y Castillo de piedra). La balanza es el primer tema escrito por él mismo que grabó. Después de este disco, Aguilé tuvo su primer contacto con España, cuando actuó en el Festival para la juventud celebrado en el Palacio de los Deportes de Barcelona, presentado por el popular locutor radiofónico Arribas Castro. En el evento actuó junto al Dúo Dinámico, José Guardiola y Gelu, entre otros.


En 1962 protagoniza con Mariquita Gallegos, con quien mantuvo un romance, la película La chacota y al año siguiente se establece definitivamente en España, donde tiene un gran éxito con el tema Dile, considerada una de las primeras canciones del verano. En su nuevo país de residencia se convertiría en un personaje muy popular, con constantes apariciones en televisión, en programas como Amigos del lunes y Gran parada, siendo conocido por sus coloridas corbatas y su particular dicción, lo que le haría ser imitado en años posteriores por humoristas como Martes y Trece o Fernando Esteso. A mediados de los años sesenta deja Odeón tras grabar varios elepés y ficha por CBS, grabando a partir de ese momento sobre todo temas propios. En 1968 crea su propio sello discográfico, desempeñando labores de productor.

Tras estrenar en 1972 la comedia musical Una gran noche, presentó el programa de televisión Llegada Internacional, entre 1973 y 1974. En 1976 se casa con la española Ana Rodríguez Ruiz. Entre 1978 y 1979 vuelve a televisión, presentando El hotel de las mil y una estrellas y en los años ochenta trabaja como asesor musical del programa Un, dos, tres... responda otra vez. En 1992 estrena el espectáculo Por las calles de Madrid, que mezcla música y baile y en el que demuestra una vez su calidad como showman, intercalando anécdotas y chistes entre los distintos temas musicales, evocadores de la vida en la capital española. El espectáculo, que posteriormente se denominaría España es una fiesta, se representa en Buenos Aires durante toda la década siguiente.


En 1999 publica Superfiesta, su último disco hasta la fecha. En 2002 publica el recopilatorio Los 40 grandes éxitos de Luis Aguilé, que incluye dos temas nuevos, Infiel y Lolita. En 2007 graba el tema Nadie me quita mis vacaciones en Castellón, que representó a la provincia de Castellón en la Feria Internacional del Turismo (FITUR). Ese mismo año publica Ciudadano Aguilé, un recopilatorio en el que recoge diecisiete canciones de su discografía que se apartan de sus temas más habituales y en los que muestra sus preocupaciones sociales.

Luis Aguilé también ha escrito cuentos infantiles y novelas. En 1976 publica Golito y un emisario de la cuarta dimensión. En 1984, con el seudónimo Alejandro Alcántara, publica Dominó y en 1989 La guerra nunca aclarada, con las que fue finalista del Premio Planeta. En 2002 publicó La nieve de las cuatro estaciones, centrada en el mundo de las drogas y de la que actualmente prepara la segunda parte, La sedución

La mayoría de los temas compuestos por Luis Aguilé reflejan una visión optimista de la vida y en ocasiones son directamente humorísticos. Muchos de ellos se convirtieron en éxitos veraniegos, como Juanita Banana (versión del tema de Henri Salvador), La banda borracha, El frescales, El tío Calambres, Es el sol español o La vida pasa felizmente.

Sin embargo, también ha compuesto temas de contenido social, como la misma Cuando salí de Cuba, compuesta en 1967, un mensaje subliminal sobre lo que iba a ser una dictadura, en palabras del propio Aguilé, refiriéndose a la Revolución cubana, De hombre a hombre (1966) o Señor presidente, tema de 2007 prohibido en Guatemala, Venezuela y Argentina.

También ha conseguido grandes éxitos con temas de otros, como Lo importante es la rosa, de Gilbert Bécaud, La Chatunga, de Marisa Simó o Te quiero, versión del Azzurro de Adriano Celentano. Asimismo es autor de la zarzuela Viva la verbena, estrenada en Argentina y Estados Unidos. En españa ha sido presentada en Madrid, teatro Monumental, el 22 de noviembre de 2008 a cargo de la Orquesta Sinfónica Neotonarte, dirigida por Antonio Palmer y el coro de la Federación Coral de Madrid.


Fallece Luis Aguilé Tenía 73 años
Actualizado hoy 10 de octubre de 2009


El artista de origen argentino Luis Aguilé ha fallecido en un hospital de Madrid en el que estaba ingresado a consecuencia del cáncer que padecía, según han informado fuentes familiares. El cantante, que popularizó en los años 50 y 60 éxitos como 'Cuando salí de Cuba' o 'Juanita Banana', tenía 73 años.
El artista se estableció en España en 1963 y a lo largo de su carrera creó cerca de 400 canciones. En la actualidad, aunque alejado de los escenarios, Aguilé se mantenía unido al mundo del espectáculo y preparaba el estreno de una zarzuela.
"Ha sido muy digno en su enfermedad", ha explicado su mánager y amigo durante los últimos 12 años, Víctor Saboya, quien ha explicado que a Luis Aguilé le han faltado dos sueños por cumplir. "Le hubiera gustado ver en escena tanto un homenaje al poeta argentino José Hernández, más conocido como Martín Fierro, como la zarzuela sobre Madrid". Para él, esta última zarzuela es "una pieza brillante", y que confía que pueda ser estrenada como el homenaje que se merece Luis Aguilé.
Aún se desconoce dónde decidirá la familia instalar la capilla ardiente con sus restos mortales, pero su mánager ha confirmado que será enterrado en Madrid, "ciudad a la que amaba".




domingo, 27 de septiembre de 2009

Els 4 Z - Lluís Miquel i Els 4 Z (1962-1977)


Grupo de músicos valencianos creado a inicio de la década de los sesenta. Pioneros de la canción del País Valenciano adaptaron al catalán canciones de varios intérpretes franceses. Grabaron el primer disco el 1964.


Lluís Miquel i Els 4 Z [Clic]

Els 4 Z empezaron a darse a conocer hacia los años sesenta con un repertorio rompedor que mezclaba la severa canción francesa con las melodías italianas de apariencia más amable.




Lluís Miquel Campos, cantante, productor audiovisual, animador cultural, ha recibido el premio Vicent Ventura 2014. También miembro del grupo Los 4 Z, que se creó al inicio de los años sesenta y se disolvió a finales de esa década. La formación reapareció en 1976 con el nombre Luis Miguel y 4 Z. El reconocimiento de Luis Miguel va ligado ineludiblemente a toda una época en la que cantar en catalán suponía viver peligrosamente. Para Luis Miguel ... y Los 4 Z.




Aparte de la persecución constante de la censura, de las prohibiciones de actuar, podemos situar una fecha como ejemplo: el lunes 28 de febrero de 1966. Funcionarios de la tristemente famosa Brigada Político-Social detuvieron durante 72 horas -incomunicados y posteriormente multados- los componentes de Los 4 Z y el organizador de un concierto, el día anterior, en el antiguo cine Artis de la ciudad de Valencia. Un concierto que compartia con Raimon. A partir de entonces las dificultades crecieron de tal manera que obligaron a la disolución del grupo.

Lluís Miquel creó el estudio de grabación Tabalet. El año 1980, sin dejar su trabajo con Los 4 Z, crea un grupo alternativo, Patxinguer Z, dedicado al baile humorístico, con este grupo pública tres álbumes con temas en catalán y en castellano.

“… Lluís Miquel explica que todo su proceso de evolución musical desde su época de estudiante de Bellas Artes hasta hoy, cantó y contó todo lo que las generaciones que no hemos vivido esos momentos necesitamos conocer… me pareció estupendo. Muchos de nosotros no conocemos todos estos acontecimientos y creo que por eso no damos valor a lo que tenemos, la democracia se ha convertido en algo normal para las nuevas generaciones, y a veces conviene echar un vistazo al pasado reciente en busca de referencias, ideales y demás argumentos que ciertamente no podemos valorar desde el mismo punto de vista del que los vivió, ¡claro esta!, pero sí entender el por qué del nacimiento de cantantes como Lluís Miquel que, entre otras cosas, querían cantar en su idioma y no podían hacerlo, cosa que hoy no entendemos, pero también hoy tenemos otros problemas… creo que el contenido humano y el calor de aquella noche tienen que permanecer, pues también hubieron lagrimas de algunos de los pocos románticos que aún existimos…” por lo que Serrat y Sabina no podían faltar para apoyar a Lluis Miquel.


Lluís Miquel i Els 4 Z - Onze cançons i un adéu (1977)


Clic en la imagen para agrandar

Onze Cançons I Un Adeu - Lluís Miquel i Els 4 Z
Álbum completo, sin cortes



martes, 4 de agosto de 2009

Els 5 Xics (1965-1983)


Como tantos otros grupos que surgieron en Valencia allá por los años 60, Els 5 Chics se hicieron un hueco en la bollante música pop valenciana, hasta llegar a ser proclamados por una emisora valenciana, y por votación popular, como el mejor grupo valenciano de la época.

Els 5 Chics nacieron en 1965 en el valenciano barrio del Cabanyal (Al cual dedican una simpática canción que inicia el disco recopilatorio, "El Chimpancé"). El grupo lo formaban José Manuel Ballester Botella, cantante; José Llusar Bernat, órgano y piano; Antonio Pizá Peiró, guitarra; Ramón Asensio Bonet, batería; y Vicente Gay, bajo y saxos tenor y baritono. Aunque resultara raro en la época, Els 5 Chics se fijaron sobre todo en la influencia del rock norteamericano, fundamentalmente en The Tremeloes y The Beach Boys.

Comienzan a realizar actuaciones y es en el desaparecido Teatro Ruzafa donde se inicia su carrera profesional, cuando ganan el primer premio de un concurso allí celebrado y se ganan el aprecio del legendario locutor radiofónico valenciano Enrique Ginés. En 1967 lanzan varios singles y actuan sin parar por toda la provincia de Valencia y alrededores. En 1968 cambian de discográfica, con la que lanzan sus primeros éxitos: "La otra tarde", que se convertiría en su tema estandarte; "Quan un home vol una dona" (Versión en Lengua Valenciana de "When a man loves a woman" de Percy Sledge) o "El funeral".

Dado el éxito de otros grupos de la discográfica, como Lone Star o Los Diablos, Els 5 chics se ven grabando en los estudios de Barcelona de la compañía, con sesiones de dos días y a ocho temas por sesión (Aún existen temas inéditos en los archivos de la discográfica) Sin embargo, el grupo se encuentra sin ataduras y empieza a investigar con el sonido, surgiendo canciones poco comerciales, pero de calidad, como "El árbol del pan" o "El hombre gris", en las que cuentan con el organista Bernardo Adam Ferrero como nueva incorporación al grupo.

En estos años alcanzan mayor difusión por España, llegando a alcanzar gran popularidad en la cornisa cantábrica, principalmente en Bilbao, donde actúan durante los meses de invierno. Esta fama surgió de forma casual, cuando el manáger de Mocedades ofreció un intercambio para que aquellos actuaran en Valencia y Els 5 Chics en el País Vasco. Durante el verano, el grupo actúa por la costa mediterránea, sobre todo en Valencia, llegando a tocar durante 18 días seguidos, en pases de tarde y noche, en la Feria de Julio de Valencia.

En estos días la formación sufre cambios, con continuas entradas y salidas, que les llevaron a ser hasta un grupo de siete miembros (Los únicos que permanecieron siempre fueron Ballester, Asensio, Llusar y Gay) Pero la incorporación más destacada es la del guitarrista, vocalista y compositor Remigi Palmero, que aporta nuevos aires al conjunto.

Al cambiar de nuevo de discográfica, los dirigentes de ésta les fuerzan a convertirse en "grupo en busca de la canción del verano". No les asusta pelear con Fórmula V y lo afrontan con oficio, honestidad y profesionalidad. En 1976 se producen sus últimas grabaciones "oficiales", pese a que continúan haciendo directos, hasta que en 1980 deciden su retirada.

Volverían a juntarse en 1983, para preparar la edición de su único LP, en el que recogen algunos de sus éxitos y algunas canciones inéditas. Animados por Juan Bau graban algunas maquetas en el estudio de éste, pero que nunca vieron la luz.

Hoy en día, cada uno ha seguido su camino como: Profesor de conservatorio, vinculados al negocio musical o tocando en cruceros por el Mediterráneo junto a una orquesta. Quedan en el recuerdo de las dos generaciones que hicieron bailar con sus directos, de los que no hay copias oficiales, pero si muchas caseras. Es por eso que este disco recopilatorio no incorpora ninguna versión en directo, lo que es una pena, ya que alguna de sus mejores canciones, como "El beso", no la llegaron a grabar nunca en estudio, al menos que sepamos.

Els 5 Xics fue un modesto gran conjunto, que agotaba sus tiradas en su propia región y que apenas se prodigó fuera de ella. Muy perjudicado por haber militado casi siempre en sellos de segunda o tercera fila, su línea evolutiva es ciertamente notable. Muchas de las personas que tuvieron la suerte de bailar a su ritmo afirman que en ese aspecto nadie les superaba, que eran unos extraordinarios profesionales y que sus discos, en general, son un tenue reflejo de lo que ellos eran capaces de dar de sí en directo.

En el libro "Solo Para Fans" (Gerardo Irles, 1997) los despachan con unas muy atinadas líneas: "Els 5 Xics eran unos ventrilocuos que lo mismo versioneaban temas extranjeros, que cantaban melodías vernáculas, canciones testimonio o se apuntaban al sonido turístico, pero siempre con modesta dignidad". Personalmente, me quedo con el dato objetivo de que en el mejor momento de los grupos valencianos, ellos fueron elegidos por sus paisanos como el mejor grupo valenciano.

Dedicados a otros menesteres musicales: docencia, orquestas de baile y cruceros, dirección de bandas, a la gente de Val Records se les metió en la cabeza reunir en una casette lo más florido de la historia de Els 5 Xics.

Contactó con algunos miembros del grupo para que ellos mismos hicieran la selección y ellos les propusieron añadir nuevos temas. Se pusieron manos a la obra y grabaron ex profeso para la ocasión tres nuevos temas. Un clásico rock and roll de Elvis: “All shock up” o “Estremécete” en una version que remoza aquella vieja grabación de los cubanos Los Llopis. También una canción propia: “Sola”, una rumba trufada de elementos cariocas en la instrumentación y las percusiones. Finalmente, contestan a The Rolling Stones, a los que les parafrasean, diciéndoles aquello de “Lo mío no es rock and roll pero me gusta”. Aquello, que sepamos no tuvo en aquel momento continuidad, aunque posteriormente se han reunido en alguna ocasión más para algún concierto de viejas glorias de la música pop valenciana.

Lo considero un recopilatorio y como tal lo marco y lo dejo sin valorar; sin embargo, me tomo la licencia de incluir alguna de aquellas nuevas grabaciones de 1983 para que la podáis escuchar y completar la semblanza de este grupo de honrados profesionales de la música que nació en el más humilde barrio de la capital valenciana.

Fuente Julián Molero - lafonoteca.net


martes, 28 de julio de 2009

Los Huracanes (Valencia 1964-1972)


Barcelona y Madrid eran los dos focos de actividad musical en los años 60; sin embargo, un tercer punto geográfico comenzó a producir grupos de una calidad incuestionable. Esta ciudad es Valencia. Sesiones dominicales de rock, varias salas rivalizando por contratar a los mejores, las actuaciones en Fallas, el empuje del locutor Enrique Ginés y la resonancia alcanzada por Los Milos o Bruno Lomas, hicieron que naciera un nuevo semillero de conjuntos capaz de competir en cantidad y calidad con las dos grandes ciudades españolas. Uno de estos conjuntos, posiblemente el más importante, fue Los Huracanes, Fundado a principios de 1964 por el cantante Víctor Ortiz, que ya había grabado varios discos con el dúo Los Pantalones Azules antes de irse a la mili, En la primera formación figuraban además José Miguel Martínez, José -Pepito- Casquel, Juan Roberto González, Julio Andreu y Agustín Jiménez. Actúan en Radio Levante y se producen los primeros cambios, abandonando Agustín y Roberto el grupo. Poco antes de su primera grabación, José Miguel, el guitarra solista, va a dejarlos por motivos universitarios, siendo sustituido por otra gran figura de la música valenciana: Pascual Olivas, que había liderado a Los Top-Son, y antes había estado en Los Milos. De este modo, Los Huracanes conjuntan su formación más recordada: Victor (cantante), Pascual y Pepito (guitarras), Julio (batería) y José Segura -Malayo- como bajista.

Con esta formación indicada, van a ser fichados por Regal y en diciembre de 1965 tendrán en la calle su primer EP con una buena versión cantada en inglés del “For your love” de The Yardbirds y un tema propio “En tinieblas”. El disco fue un bombazo en Valencia y cuentan las crónicas que a partir de entonces los dos grupos que más discos vendían en aquella ciudad eran, con diferencia sobre el resto, The Beatles y Los Huracanes, recibiendo ambos pedidos de cientos de discos con antelación a cada una de sus publicaciones. En el segundo EP aparece uno de sus temas recordados y justamente alabados: “El calcetín”, compuesta por Víctor y Julio. Los Huracanes empiezan entonces a ser reconocidos en toda España y actúan con cierta regularidad en Barcelona y Madrid. En febrero de 1966 tocan once días consecutivos en la sala madrileña Paraninfo, en el barrio de Argüelles, y hacen cara al público un Gran Musical, en la Cadena SER.

El tercer disco viene encabezado por una buen cover de “Eve of destruction”, canción protesta que había vendido millones de discos en la versión original de Barry McGuire. El 26 de mayo de 1966 viajan a Barcelona para grabar un nuevo disco. En un solo día registraran un LP completo con temas compuestos en su mayoría por Julio Andreu, Pascual Olivas. No me duelen prendas en afirmar que es una de las mejores y menos conocidas obras de la música española de esa década. Canciones como: “Tarta de merengue” o “El Conquistador” son de lo mejorcito que uno se ha llevado a los oídos. Los Huracanes hacen aquí un pop rock de alta escuela, que poco o nada tiene que envidiar a los mejores grupos angloparlantes. Es el momento dorado de la banda. En Valencia son ídolos y fuera se les respeta como uno de los tres o cuatro mejores grupos del momento; pero las ventas fuera de su ciudad son escasas y la vida de ellos, trepidante. Pascual Olivas comenta en una entrevista: “Ahora parece imposible que tocáramos el viernes por la noche en un sitio, una matinal el sábado en otro, por la tarde y noche, dos pases en un tercer lugar y, finalmente, en uno o dos sitios más el domingo, para luego viajar toda la noche y estar en clase, en la universidad, el lunes a las 8 de la mañana".


Tras la campaña de verano de 1967, Pascual tira la toalla y decide dedicarse a sus estudios de Medicina, con el tiempo llegara a ser uno de los ginecólogos más respetados de nuestro país. El resto sigue como puede adelante con nuevas incorporaciones y grabando discos con regularidad, cambiando de discográfica, recalando en la casa Belter. El grupo, influenciado por el soul imperante en la época, incluye una sección de viento formada por una trompeta y dos saxos, convirtiéndose en septeto. En 1969 obtendrán un éxito relativo con una buena canción “Algo por nada”, pero cada vez se circunscribirán mas a actuaciones en la zona levantina. Entran en el grupo dos ex-componentes de Los Protones: Abel Mena (bajo) y Pepe Morato (batería) que participaran como músicos y compositores en los últimos discos de Los Huracanes.

En 1972 hacen sus últimas grabaciones y actúan en diversos países europeos, viviendo en Austria durante una larga temporada. En 2001 vuelven a reunirse para iniciar una gira, aunque solo Víctor Ortiz y José Miguel Martínez permanecen de los antiguos miembros. Grupos de otra generación volverán su vista hacia ellos. Así, Doctor Explosión grabaran “El calcetín” y el cantante, Víctor Ortiz reaparecerá fugazmente con el grupo Los 5 Ibéricos, con los que grabará un EP y colaborará con Doctor Divago.

Los Huracanes han hecho pop rock y rhythm 'n' blues como pocos y para la historia queda su LP homónimo, grabado en 1966, que los que lo conocemos, consideramos uno de los hitos de nuestra música. Su directo era apabullante, sus temas de los primeros años estaban cargados de sabia sencillez popera y sus versiones de rock and roll clásico, de lo mejor que se ha podido escuchar por estos lares.

Fuente: Julián Molero - Lafonoteca.net


Recientemente, se volvieron a reunir para realizar un par de actuaciones en el programa Suso's Show. Si bien estas actuaciones fueron en playback, pero merece la pena verlas.

Los Huracanes - En Tinieblas


Los Huracanes - El Calcetín



DISCOGRAFIA DE LOS HURACANES



1965 - For Your Love / Aún / Ocho Días Cayendo Lluvia / En Tinieblas



1966 - Lo que Tú me Haces Sentir / Linda Lu / El Calcetín / La Canción del Malayo



1966 - Días sin Mañana / Sonríeme / Dulce Despertar / A la Caída del Sol



1966 - Esta Tarde a las 7 / El Calor del Verano / Espérame / Quiero Repostar



1966 - El Conquistador / ¿Dónde te escondiste? / Creo que te Quiero / Podrás Pensar



1967 - Tarta de merengue / No lo Pienses Más / Como Tú / Ya verás



1967 - Carnaby Street / Desde la prisión / Una fiesta sin smoking/ Nada soy sin ti



1968 - Decídete / Otilia y Rafael / ¿Piensas Volver? / Ve con Cuidado



1969 - Algo por Nada / Me Haces Mal / Aún Oigo tu Voz / Te Recuerdo



1969 - Algo por Nada / Me Haces Mal / Aún Oigo tu Voz / Te Recuerdo



1969 - Festival Español de la Canción, Benidorm - Belter



1969 - Bad Moon Rising / Good Golly Miss Molly



1971 - My Sweet Lord / Piensa en Mí



1971 - Hello Budy / La Gorda



1972 - Fifi / Tu Mami


Larga duración



1966 - Los Huracanes


Recopilatorios



2002 - Todas sus grabaciones en Discos Regal y Belter


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...